Con este movimiento vemos un futuro más allá de la sola lucha por problemas coyunturales.

En 1989, a poco del retorno a la democracia, había una efervecencia participativa en la ciudad. Muchos vecinos se incorporaron a grupos vecinales que iban haciendo lo suyo en cada barrio. Y surgía la pregunta: "¿Por qué los Concejales y Consejeros Vecinales (del ex Concejo Deliberante) no surgeen de los vecinos activos que integran estos grupos?". La obvia respuesta es que los partidos políticos no vienen a buscarlos; presentan punteros generalmente desconocidos e ignorantes de los problemas de los barrios.

Surgió así la creación el 1er partido de vecinos de la ciudad, para presentar a vecinos activos de las orgs. barriales. El "Partido Vecinal de Buenos Aires". Su gestación fué exitosa, aunque su duración efímera por falta de experiencia. Pero había llenado un vacío que aún hoy subsiste, ya que a los políticos "tradicionales" no les interesa Bs. As. más que como escalón para su trepada hacia otros cargos electivos.

Y mientras tanto los vecinos ¿debemos aguantarlos?


Necesitamos vecinos que hagan buena política,
y no políticos que se hagan los buenos vecinos.


Veamos algunas razones para crear un partido para las elecciones Comunales:

Esta Ciudad requiere llenar el vacío existente tanto en planes directrices cómo en generar sanos dirigentes locales. Y hay gran cantidad de personas que vuelcan esfuerzos para sostener la participación y los derechos que debieran correspondernos por el mero hecho de ser habitantes de la Ciudad.

Entendemos que la Ciudad se ha dividido en Comunas para traspasar poder a los vecinos. Pero hasta ahora se les retacean los recursos y a los vecinos se nos retacea el derecho ser elegidos en las Comunas.

Es necesario tener un canal de expresión política propio, diferenciado de los grandes partidos nacionales, como los partidos localesde muchas provincias y de cantidad de municipios. Un partido donde nuclear los esfuerzos barriales hoy parcializados y donde se generen nuevos actores políticos. Y que limite su acción al distrito CABA, excluyéndose de elecciones nacionales, para evitar ser usado por trepadores de cargos.

La Constitución indica el camino cuando dice: "Los partidos políticos son instrumentos necesarios para la formulación y realización de la política..."; "Les incumbe, en forma exclusiva, la nominación de candidatos para cargos públicos electivos".

Nuestro visión: Recuperar una Buenos Aires con educación de nivel, prevención y control sanitario, cultura del trabajo honesto y productivo, aire puro, un plan de mitigación de desastres, fiestas patronales, sentimiento de pertenencia al barrio, y tantas otras cosas de una ciudad placentera y segura.